THE TOY DOLLS – The Album After The Last One

Crítica publicada en la revista Ruta66 nº 293

Album After The Last One - Toy Dolls

Album After The Last One – Toy Dolls

Ocho años después de Our Last Album?, que tan duras críticas recibiera incluso de sus más acérrimos seguidores, quedaba por ver si Olga y sus muchachos eran capaces de sobreponerse y reconquistar aunque fuera parte de su antigua gloria, o quedarían definitivamente atrapados  por propia voluntad en el bucle de la eterna reiteración. Parece que la supervivencia basada en el cliché sólo está al alcance de ritmos muy concretos y privilegiados, entre los que la simple machaconería de su punk desenfadado y adolescente no se encuentra. Nada diferente ni, por supuesto, mejor que lo que hicieran en sus años de esplendor; a estas alturas deberían saber que la misma gamberrada, cuando se repite punto por punto, pierde toda su gracia. Que los tres últimos temas, grabaciones en acústico pero absolutamente respetuosas de los clásicos «Fiery Jack», «Cloughy is a Bootboy» y «The Sphinx Stinks» sean lo más interesante de este trabajo, y puede que más por nostalgia que por verdadero valor, subrayan lo obvio: mejor habría sido que se retiraran en la cúspide. A destacar el tema «Sciatica Sucks», de curioso y otoñal argumento, el único en el que se aprecia una ligera intención, no ya por innovar, sino por componer.


Texto: Almudena Eced

Anuncios

THE CREEPSHOW – They All Fall Down

Crítica publicada en la revista Ruta66 nº277

THE CREEPSHOW – They All Fall Down

Sin más pretensiones, valga la advertencia para los despistados, que las de resultar francamente divertidos, The Creepshow regresan con la más que correcta Sarah ‘Sin’ Blackwood de nuevo a las voces (además de a la guitarra), tomado definitivamente el relevo de su hermana Jen ‘Hellcat’, primera cara visible de la formación canadiense. Y lo hacen con un trabajo que cumple ampliamente las expectativas creadas, proporcionando un poco de todo lo que se les podría pedir: frenético psichobilly, limpísimas melodías más cercanas a un brillante pop, temas coreables y planeados para el directo, todo ello mantenido con la maestría de esa experiencia que proporcionan los incontables kilómetros acumulados en la interminable gira en la que se ha convertido su carrera, con apenas unos mesecillos de descanso para crear este tercer trabajo: es «They All Fall Down» la confirmación de su estatus como una de las más sólidas formaciones en su estilo. E inmejorable excusa para retomar su amada carretera, que les traerá de vuelta a nuestro país previsiblemente a finales de año, si no son víctimas de su voraz hambre de directo. Crucemos los dedos.


Texto: Almudena Eced